Información sobre el Acné

ACNEDOTA.COM

Tratamientos contra el acné

Tratamientos orales para el acné (antibióticos)

Este tipo de tratamientos se recomienda en aquellos casos es que luego de 8 semanas de iniciado el tratamiento local, el acne inflamatorio no muestra mejorías o si al momento de comenzar un tratamiento, el paciente ya presenta un acné inflamatorio severo. Los antibióticos actúan de dos diferentes maneras, por un lado disminuyen la cantidad de bacterias y por el otro disminuyen la inflamación, debiendo ingerírselos durante al menos 6 meses.

Este tipo de tratamientos incluye la utilización de eritromicina u otros antibióticos derivados de la tetraciclina. La tetraciclina es la droga más utilizada, especialmente por su bajo costo y su eficaz resultado. La que mejor respuesta de absorción tiene es la oxitetraciclina o alguna de las que se administra como una única toma diaria (minociclina) . No obstante ello, los antibióticos cada vez están resultando menos útiles, debido a la resistencia de nuevas bacterias P. acnes. El acné reaparece con cierta rapidez luego de finalizados los días de tratamiento, lo que se demora un poco más en caso de estar utilizándose aplicaciones tópicas e incluso semanas en el caso de tomar antibióticos orales.

Algunos efectos secundarios pueden presentarse en los tratamientos orales con antibióticos, como por ejemplo, una eruipción bastante extendida y que provoca mucha picazón - por lo que habitualmente suele suspenderse el tratamiento-, como también nauseas y dolores abdominales muchas veces acompañados por diarrea.

La ingesta de la tetraciclina y la minociclina están contraindicadas durante el embarazo y en niños menores de 12 años, debiendo además evitar la exposición a la luz solar durante el tratamiento. Iniciado el tratamiento por vía oral, debe continuarse por el término de aproximadamente 6 a 8 meses. Si transcurridos 3 meses no existe ningún tipo de mejora o se agrava la afección, debe cambiarse la medicación - eritromicina en vez de tetraciclina o minociclina.